Cirujano Plástico en CDMX | Dr. Mauricio Garcia
BUSTO

Feminidad

  • Aumento 

  • Levantamiento

  • Reducción

Aumento de Busto  

 

El aumento de mamas o mamoplastía de aumento es la técnica que permite aumentar el tamaño del pecho, así como realzarlo y rejuvenecerlo, a partir de la colocación de un implante. Dirigido especialmente a aquellas mujeres que tengan un busto pequeño para su constitución, también pueden beneficiarse de esta intervención todas aquellas personas que tienen un pecho notablemente más pequeño que el otro o que han perdido volumen o turgencia con el paso del tiempo.

 

Existen diferentes vías para la colocación del implante: areola, surco mamario, axila…la elección dependerá de las circunstancias de cada paciente y de la valoración del cirujano. Debe tenerse en cuenta que todas ellas dejan marcas imperceptibles en poco tiempo y que este tipo de cirugía no interfiere en la lactancia materna. Las prótesis utilizadas son de última generación –de gel cohesivo de silicona de alta calidad- y actualmente, las más seguras que existen en el mercado.

 

Después de la intervención la paciente deberá llevar un sujetador especial y una banda pectoral (solo si la colocación del implante es debajo del músculo). Aunque su vida social se reanudará a los pocos días, su incorporación al trabajo dependerá de la actividad desarrollada.

.

Levantamiento de Busto (Mastopexia)

 

El lifting de mamas o maxtopexia es una técnica quirúrgica que permite reparar los pechos caídos de todas aquellas mujeres que, con los años y a causa del embarazo, las variaciones bruscas de peso o la lactancia han perdido elasticidad y firmeza. Esta intervención suele realizarse bajo anestesia general, aunque también puede usarse anestesia local y sedantes cuando sólo se requiere de una pequeña incisión.

 

La operación, cuya duración puede variar de una hora y media a tres, se desaconseja a aquellas mujeres que tengan previsto quedarse embarazadas, aunque esta cirugía no interfiere en la lactancia.

 

Para esta intervención, la recuperación es gradual y al cabo de una semana la paciente ya podrá incorporarse de nuevo a su actividad laboral. Los primeros días deberá llevar un sostén de sujeción suave y es posible que note una pérdida de sensibilidad en los pezones y en la piel de los senos. Esto suele desaparecer al cabo de unas seis semanas y raramente sucede lo contrario. Aunque los resultados no son permanentes, sí duran varios años, sobre todo en senos pequeños.

Las mejillas deben ser sexys, no exageradas. Eliminalas.

Reducción de busto 

La mamoplastía de reducción es una operación que consiste en reducir los senos, aligerándolos de peso y devolviéndoles la firmeza. Dirigida a mujeres que tienen un pecho demasiado grande y caído y que pueden padecer problemas médicos como dolores de espalda y cuello, problemas de respiración o deformidades en el esqueleto, esta intervención también puede reducir el tamaño de la areola para que esté en consonancia con el resto del seno.

 

Todas aquellas mujeres que deseen dar el pecho a corto o medio plazo deben tener en cuenta que es mejor esperar a someterse a esta operación hasta que la lactancia haya terminado totalmente.

La mamoplastía de reducción suele practicarse bajo anestesia general y dura aproximadamente dos horas, aunque puede alargarse según cada caso. La técnica más común para este tipo de cirugía consiste en hacer una incisión en forma de ancla siguiendo la línea natural del pecho; extraer el exceso de tejido glandular, la grasa y la piel sobrantes y mover el pezón y la areola hasta su nueva posición.

 

Después de la intervención, la paciente deberá llevar un sujetador deportivo, que será sustituido al cabo de unos días, por un sujetador quirúrgico más suave. Durante la primera semana es posible que sufra algunas molestias algo más intensas durante los dos primeros días y que note una pérdida de sensibilidad en el pezón y la areola, que irá recuperando poco a poco.

Cirujano Plástico en CDMX | Dr. Mauricio Garcia
Abdomen

Firmeza y definición

  • Abdominoplastía

  • Liposucción

  • Liposucción HD (alta definición)

Abdominoplastía (Tummy-Tuck) 

La cirugía de abdomen, o abdominoplastía, es un término común en el procedimiento quirúrgico para corregir un abdomen prominente, flojo, o caído. Las zonas a ser tratadas pueden incluir el centro de abdomen o pueden extenderse a toda el área entre la parte inferior de la caja torácica y el hueso púbico, así como también los laterales y la espalda.

 

Un abdomen plano y bien tonificado es algo por lo que muchos de ustedes se esfuerzan por lograr a través del ejercicio y del control de peso. Pero independientemente del esfuerzo, a veces estos métodos no pueden alcanzar nuestros objetivos. Incluso personas que, por otro lado, tienen un peso y una proporción corporal normal pueden desarrollar un abdomen que sobresale o que está flojo y caído. Las causas más comunes incluyen: la herencia, varios embarazos, cirugías anteriores, fluctuaciones de peso significativas o anomalías congénitas de la columna que afectan la postura.

 

La modificación del contorno abdominal puede llevarse a cabo mediante una variedad de técnicas. Cuando la causa es la grasa localizada, la cirugía de contorno abdominal puede realizarse utilizando únicamente las técnicas de liposucción.

Cuando el exceso de grasa está combinado con piel y tejidos flojos y caídos, la cirugía de abdomen extrae la grasa, los tejidos y la piel no deseamos por medio de una extirpación. Los músculos abdominales que se han debilitado o separado, un trastorno denominado diastasas, también pueden corregirse con una cirugía de abdomen.

 

Una cirugía de abdomen no es una alternativa para perder peso, ni sustituye un programa adecuado de ejercicios. Aunque los resultados de una cirugía de abdomen son técnicamente permanentes, un resultado final positivo puede ser enormemente disminuido por fluctuaciones de peso significativas. Por este motivo, se aconseja que las personas que estén planeando perder peso considerablemente o mujeres que tal vez tengan en mente futuros embarazos pospongan la cirugía de abdomen.

 

Además, una cirugía abdominal previa puede limitar los posibles resultados de una segunda cirugía. En mujeres que se han sometido a una cesárea, las cicatrices existentes pueden ser incorporadas o revisadas para nuevas incisiones.

La cirugía de abdomen no puede corregir las estrías, aunque éstas pueden ser extraídas y mejoradas de alguna manera si están ubicadas principalmente en las áreas con piel sobrante que será extirpadas, generalmente aquellas zonas tratadas debajo del ombligo. La extracción quirúrgica del exceso de piel y grasa puede combinarse con la liposucción durante la cirugía de abdomen.

 

Hay variaciones para la cirugía de abdomen; la técnica elegida dependerá del grado de corrección necesario para lograr un perfil más plano y un abdomen más firme. La longitud y el patrón de la incisión dependerán de la cantidad y ubicación de la piel sobrante a ser extraída, así como de las preferencias personales y el criterio quirúrgico.

 

Puede utilizarse la liposucción junto con la cirugía de abdomen o para remodelar el contorno de otras áreas del cuerpo por medio de la eliminación de los depósitos de exceso de grasa localizada. Otros procedimientos de remodelación del contorno corporal pueden practicarse en forma separada o en la misma sesión quirúrgica de la cirugía de abdomen. Sin embargo, no todos los pacientes son candidatos óptimos para los procedimientos combinados. Su caso será evaluado en forma personal.

La grasa en el cuello solo puede eliminarse con este procedimiento. 

Liposucción

 

La lipoescultura es una técnica que permite eliminar aquellos depósitos de grasa localizados en zonas específicas del cuerpo: barbilla, cuello, mejillas, brazos, contornos del pecho, abdomen, nalgas, caderas, muslos, pantorrillas y tobillos.

Este tipo de intervención, que sirve para modelar la figura y no para perder peso, se dirige a aquellas personas que están dentro de un peso normal según su constitución.

Debe tenerse en cuenta que esta operación no elimina la celulitis, sino las concentraciones de grasa que no desaparecen con la dieta ni el ejercicio físico. Deben evitar someterse a esta intervención, personas cuya zona a tratar haya sido sometida recientemente a alguna otra cirugía o tenga un riego sanguíneo débil y todas aquéllas que padezcan una enfermedad pulmonar o de corazón.

 

Si la lipoescultura es muy localizada y la zona es pequeña se aplicará anestesia local combinada con sedantes, aunque también existe la posibilidad de usar el bloqueo epidural, similar a la anestesia usada en el parto. En cambio, si la operación se practica en una zona extensa, es probable que se use anestesia general.

 

La lipoescultura, que suele durar entre 1 y 3 horas, dependiendo de la zona y la cantidad de fluido a succionar, debe combinarse con otra operación adicional en aquellas personas con pieles colgantes y poco elásticas. Las cicatrices, que son diminutas, se localizan estratégicamente para que apenas se aprecien.

 

Con el objetivo de ayudar a moldear la nueva figura, se usará una prenda de compresión elástica durante las siguientes 8 semanas. Aunque pasados unos 3 o 7 días el paciente ya podrá reincorporarse a su vida laboral, es muy recomendable que no haga esfuerzos durante las 2 primeras semanas.

 

Los resultados, que serán visibles de forma paulatina –se empiezan a observar entre 1 y 2 meses- no se apreciarán por completo hasta los seis meses. Si bien hay personas que opinan lo contrario, los resultados sí son permanentes si posteriormente se cuida la alimentación y se practica ejercicio.

Liposucción para ella y para él
Cirujano Plástico en CDMX | Dr. Mauricio Garcia

Firmeza y definición

  • Liposucción HD (alta definición)

Liposucción de Alta Definición. (HD)

Al hablar de la liposucción de alta definición, corresponde a un método para eliminar depósitos de grasa que no desaparecen por los métodos tradicionales para bajar de peso. Los mejores candidatos para este tipo de cirugía, son hombres y mujeres que estén sanos, jóvenes y tengan un peso normal, pero con depósitos localizados de grasa excesiva, es decir, que no tengan más de un 20% de grasa corporal. Así, la piel será capaz de contraerse después de dicha cirugía.

 

En las mujeres se marcan principalmente el borde lateral del músculo recto abdominal, línea media supraumbilical (borde medial del músculo recto abdominal), oblicuos, se acentúa la cintura y la mayoría de las veces, se utiliza la grasa para dar un contorno glúteo que sea proporcional al abdomen.

 

A diferencia de otras técnicas en la se tienen en cuenta la ubicación muscular y el movimiento corporal para realizar la marcación de los músculos y de esta forma lograr una definición de 360° en los cuerpos de las pacientes

 

 

Requiere anestesia general, comúnmente se deja una noche en hospitalización y la recuperación es de una semana. Se requiere utilizar faja durante 6 meses aproximadamente para mejores resultados

 

En el caso de los hombres, el objetivo es “marcar” la zona abdominal (six-pack), la zona pectoral y dorsal, se realiza con cánulas de liposucción especiales asociadas a un sistema de aspiración, la grasa que se retira se utiliza además para tonificar la zona glútea y dar volumen a los pectorales. Esta cirugía, se realiza bajo anestesia general y se necesita una noche de hospitalización previo al alta. Para el postoperatorio se utiliza una faja especial por un mes asociado a 10 sesiones de ultrasonido y drenaje linfático.

Las mejillas deben ser sexys, no exageradas. Eliminalas.

CDMX

Camino de Sta. Teresa 1055-S, Heroes de Padierna, Héroes de Padierna, La Magdalena Contreras, 10700 Ciudad de México, CDMX

Torre Angeles, Piso 7, Consultorio 737.

Playa del Carmen

Carretera Federal 307 Mz 155 L3, Ejidal, 77712 Playa del Carmen, Q.R.

Consultorio 4

Cancún

Bosques de San Miguel 513, 513, 77537 Cancún, Q.R.

Consultorio 1

 

Cozumel

Hospital Medica San Miguel

  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Icono de YouTube

Aceptamos diversos tipos de pago